Entradas

Lo que debes saber de la operación de prótesis

Lo que debes saber de la operación de prótesis

La colocación de una prótesis articular de cadera o rodilla consiste en una cirugía mediante la cual se sustituye la articulación que está dañada, debido al desgaste del cartílago que está degenerado, por una articulación artificial, una prótesis formada por biomateriales. La intervención en la mayoría de los casos se realiza bajo anestesia raquídea, aunque algunos pacientes prefieren una leve sedación para no oír los ruidos de la intervención que pueden resultar desagradables. A través de un abordaje quirúrgico, se llega a la articulación, se resecan las partes que están dañadas y se sustituyen por implantes de biomateriales que realizarán la misma función que tenía esta articulación.

Respecto a la intervención en la cadera, hay dos grandes tipos de fijación de estas prótesis. En el caso de los jóvenes, se utiliza una fijación denominada sin cemento, el implante o prótesis se coloca dentro del hueso a presión. Por el contrario, en las personas de edad avanzada cuya calidad ósea no es tan buena y el hueso es más débil, esta prótesis de debe fijar con cemento. Por otro lado, la intervención en la rodilla casi siempre requiere la fijación se realiza con cemento.
En ambas intervenciones, una vez implantada la prótesis y se han cerrado las incisiones de las capas musculares y la piel, el paciente puede empezar a realizar movimientos de las articulaciones.

Tras la implantación de una prótesis y un periodo de rehabilitación que oscila alrededor de 2 meses, se puede llevar una vida normal. Las prótesis están diseñadas para andar, subir y bajar escaleras, y realizar actividades físicas específicas como nadar o ir en bicicleta. Pero hay que evitar sobre todo ejercicios bruscos o de impacto como correr o deportes más competitivos. Éstos pueden realizarse ya que el objetivo de esta cirugía es recuperar la calidad de vida antes de la enfermedad, pero no se recomiendan. Aunque técnicamente se realizan sin dolor, debe tenerse en cuenta que los impactos o movimientos bruscos van dañando la prótesis siendo perjudicial en un futuro por la pérdida de la viabilidad del implante.

 

Sanatori

El paciente, cada vez es menos paciente

Vivimos en la era de  la inmediatez y no estamos dispuestos a esperar. Los pacientes quieren que las curaciones sean instantáneas. En un clic el dolor debe desaparecer. Sin esperar, pretenden reanudar sus actividades deportivas. No hay tiempo que perder.

Pero, padecer una enfermedad o someterse a un tratamiento siempre requiere cierto grado de sacrificio. A menudo, en traumatología, las terapias imponen restricciones. Por ejemplo, con un yeso colocado las actividades del día a día se hacen dificultosas, ducharse es una odisea y, si es verano, la imposibilidad de bañarse puede llegar a ser una tortura.¡Estas limitaciones son poco toleradas por los pacientes del siglo XXI!

Sanatorio BarcelonetaEsto no siempre ha sido así. Una tarde se presentó en la consulta Núria; el objetivo de su visita era valorar una intervención quirúrgica de una prótesis de rodilla. Era reacia a operarse, ya que en la misma pierna tenia una artrodesis (fijación) de cadera, decía que así había vivido casi toda la vida y le preocupaba cómo una operación en la misma pierna podría influir en su movilidad.

Ante mi asombro, Núria me contó que el proceso de fijación de su cadera duró cinco años. Cinco años que estuvo internada en el Sanatorio Marítimo de San José frente a la playa de la Barceloneta. Era una institución dedicada al tratamiento de niñas con problemas de tuberculosis ósea en una época con pocos antibióticos disponibles. Núria estuvo encamada todo el tiempo con un yeso que le cogía toda la pierna y llegaba hasta medio cuerpo. Con las demás ingresadas comían, bebían, aprendían y cosían siempre tumbadas. Tenía 12 años al entrar y 17 al salir. A pesar de todo, Núria tenía un buen recuerdo de su vivencia.

¿Tanto hemos cambiado en unas décadas? Probablemente no, pero nos hemos acostumbrado al bienestar, y esto no tiene vuelta atrás. Núria encarna una generación de pacientes que ya no existen y que ahora, sin serlo, nos parecen muy lejanos.

jornada_maluc_COMB

Señalan que la artrosis es la causa más frecuente de dolor

Crónica de la Primera Jornada Multidisciplinaria en Artrosis de Cadera y Rodilla (COMB, 18 de setiembre)

Crónica publicada en la Gaceta Médica el pasado día 29 de setiembre.

Durante la celebración, en la sede del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona, de la Primera Jornada Multidisciplinaria en Artrosis de Cadera y Rodilla, los expertos reunidos pusieron de manifiesto que esta patología la causa más frecuente de dolor y discapacidad funcional del aparato locomotor en todas las razas y zonas geográficas.

La jornada contó con la presencia Boi Ruiz, consejero de Sanidad catalán; Jordi Monfort, del Hospital Parc de Salut Mar; Nuria Guañabens, presidenta de la Sociedad Catalana de Reumatología; Silvia Ramon, presidenta de la Sociedad Catalana de Medicina Física y Rehabilitación; Dolors Fores, presidenta de la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria, y Lluís Puig, presidente de la Sociedad Catalana de Cirugía Ortopédica y Traumatología. Durante la Jornada se debatieron los aspectos más actuales y controvertidos en el terreno de artrosis y la epidemiología, el diagnóstico, los últimos adelantos en el tratamiento conservador y quirúrgico, y la fármaco-economía.

Silvia Ramon, presidenta de la Sociedad Catalana de Medicina Físca y Rehabilitación, comentó que “esta patología se diagnostica en una fase demasiado tardía“. Por ese motivo, añadió, todas las técnicas y en particular los biomarcadores, como los análisis de sangre y las pruebas de imagen, “deberían estar dirigidos a diagnosticar la artrosis en fases muy iniciales para poder actuar”.

Por su parte, Jaume Claramunt, médico de familia en el ABS Nueva Lloreda (Badalona), habló sobre la prevención en el ámbito de la atención primaria y destacó que “la artrosis es un grave problema de salud pública y que va en aumento debido al creciente envejecimiento de la sociedad“. Por eso, en la atención primaria, explicó, es urgente actuar sobre los principales factores de riesgo de la enfermedad, el sobrepeso y el sedentarismo. Según Claramunt se tiene que reducir la obesidad, promover el ejercicio físico moderado (andar, nadar, hacer ciclismo), tonificar para evitar lesiones por carga excesiva, y mejorar las estrategias para conseguir el mantenimiento y la eficacia de los programas de prevención.

Eventos

✖ No hay resultados

Lo sentimos, no hay entradas que coincidan con tu búsqueda.