Una complicación, probablemente la más grave y la más temida por todos, es la infección de la prótesis articular.

Una infección, ocurre cuando las bacterias se depositan e invaden las prótesis articulares, ¿y por qué se produce? Se produce porque las bacterias que generalmente están en la  piel del enfermo, en el momento en que tenemos al paciente en quirófano, se cuelan y pasan de la piel a la superficie de los biomateriales.

Se estima que 1 de cada 100 prótesis que se colocan se acaban infectando. Se han desarrollado estrategias para evitarlo, por ello  a  los pacientes que se les somete a una cirugía protésica, se les administra tratamiento antibiótico, otra medida que se lleva acabo, antes de la cirugía, es la de limpiar y desinfectar al máximo la piel. Las cirugías se realizan en quirófanos, un ambiente estéril, sin embargo, insisto, 1 de cada 100 prótesis acaban infectándose, es decir, acaban colonizándose por bacterias. Estas bacterias, cuando se encuentran encima de los biomateriales encuentran un ambiente propicio para desarrollarse y crecer, de hecho van formando capas que las hace inmunes al sistema inmunológico y también les hace resistentes a la mayor parte de los antibióticos, con lo cual, la infección es difícil de curar porque ni el sistema inmunológico, ni los antibióticos van a ser capaces por sí solos de curar esta enfermedad y en ocasiones van a requerir de nuevos procedimientos quirúrgicos, que van a ayudar a este tratamiento antibiótico para acabar con la curación del enfermo.

Esta curación se logra sin duda alguna, pero a expensas de un largo tratamiento con ingresos hospitalarios prolongados y múltiples cirugías.

 

Dr. Lluís Puig Verdié

Cirugía Ortopédica y Traumatología

Nº Colegiado: 28473